jueves, 9 de julio de 2015

Gracias por vivir.

Estos días he pensado mucho, muchísimo, tanto que he querido escribir y contar todo lo que ha pasado por mi cabeza, pero son tantas cosas que esta entrada sería eterna y confusa, así que sólo les platicaré de una conclusión a la que llegué: vivir.

Llegamos a este mundo sin saber nada, aprendemos con el tiempo, seguimos un camino que muchas veces ya está marcado y en algún momento, se puede perder el sentido de todo, se puede llegar a ese momento peligroso en el que únicamente se vive por vivir, se trabaja por sobrevivir, nos movemos porque no hay de otra y cuando te das cuenta, notas que has hecho lo mismo por años, que en algún momento perdiste rumbo y que la vida se escapó por tus manos como agua...

Habrá quien se dará cuenta a tiempo, otros no tendrán tanta suerte, pero quienes sí la tengan, sólo deténganse por un momento y piensen si realmente la vida que tienen es la que desean, la que vale la pena vivir, a pesar de sus limitantes o dificultades.

Piensen en lo que tanto les gusta, en lo que aman, en lo que sueñan ¿Está dentro de su vida? ¿Viven ese sueño? ¿Abrazan ese amor? Si es así que bueno, no dejen que esas cosas buenas salgan de su vida, pero si algo de eso (o todo) les falta todavía ¿Qué esperan para salir a buscarlo?

Vida sólo hay una y hay que sacarle el mayor provecho posible, eso sí, esfuérzate por conseguirlo, los sueños no se cumplen fácilmente y se tiene que luchar por ellos duro.
Pero si estás en un punto de tu vida en el que deseas cambiar y comenzar de nuevo, o tienes miedo por lo que los demás digan y no sabes qué hacer, sólo te pido que hagas una cosa: piénsalo bien y pregúntate si vale la pena ir a contracorriente por eso que quieres, si estás dispuesto a luchar y a enfrentarte tal vez al mundo entero sólo por eso; si la respuesta es sí, entonces hazlo.

Porque valdrá la pena, habrás conseguido la felicidad y cada sacrificio y mal rato será bien pagado, pero si te equivocas, también será válido, habrás aprendido y te llenarás de experiencia, serás más sabio, más inteligente, más fuerte y lo más importante, no vivirás con la duda de lo que hubiese sido, el hubiera es la cadena más pesada que alguien puede cargar en la vida.

Vive feliz, con aciertos y con errores, con todas sus facilidades y dificultades, con alegría y con las tristezas también, con todos sus días y sus horas, vívelas bien y como tú quieras, recuerda que nadie vive ni vivirá por medio de tí, no esperes a cumplir con las espectativas de los demás, preocúpate por cumplir contigo mismo y por sentir que cada día que se termina valió la pena solo por haberlo vivido.

Rie mucho, sólo o acompañado, cuando quieras y en donde te nazca hacerlo, por las razones que sean, pero hazlo.

Aprende todo lo que quieras aprender, por muy raro o complicado que sea, llénate de conocimiento. Aprende de tus padres, de los hermanos, de los abuelos, de los niños, hasta de los animales, procura que todos los días sea de aprendizaje.

Conoce todos los lugares que deseas visitar, expande tus horizontes, llénate de imágenes y momentos extraordinarios de ellos.

Quiérete mucho, cuida tu cuerpo como un santuario, come bien y ve por tí, no lo desgastes demasiado ni le exijas mucho, se saludable y ámate tal y como eres.

No te guardes nada, si quieres gritar hazlo, si deseas llorar, llora, cuando estés molesto con alguien dilo, si necesitas pegarle a una pared, pégale con toda la fuerza que te permita tu puño, esos sentimientos guardados no sólo le hacen daño al alma, pueden enfermar el cuerpo, así que cuídate.

Ama muchísimo, a tu familia, a tu pareja, a tus amigos, que ellos sepan y sientan el cariño y amor que les tienes, que no se te pase ningún día sin decirles lo importantes que son para tí, trata de que no se les escape ningún beso, abrazo, caricia o palabra, vive ese amor en cada momento; ama a la vida en sí, ama el hecho de que respiras, que miras el cielo, el atardecer, las estrellas, que puedes tocar la lluvia y que el aire te toca a tí, ama las cosas grandes y pequeñas que hay en la vida...

Y para finalizar, llena tu vida de buenos momentos, de recuerdos grandiosos y experiencias únicas, la vida no es estática y puede cambiar de un momento a otro, nada tenemos seguro en este mundo, lo único que todos tenemos confirmado es que un día dejaremos todo atrás, todo lo físico y material se queda aquí y lo único que nos llevamos es lo que vivimos...

 Así que ten la vida que quieras recordar.

*  *  *  *  *

Hoy, hace una semana, tomé la mano de mi hermana mayor por última vez, quiero pensar y creer que hasta el último momento sintió el amor que le tengo y que se fue sabiendo lo mucho que fue amada, ella tenía todas las ganas de seguir adelante, pero su cuerpo estaba muy cansado y después de siete años de enfermedad por fin dejó de sentir dolor, ahora ella está en paz.

Gracias por vivir, por ser parte de mi historia, gracias porque yo fuí parte de la tuya, me dejaste una valiosa lección y aprenderé de tí, te lo prometí y lo haré, a todos los que te conocimos nos harás mucha falta, pero agradecemos ese tiempo extra que te tuvimos, te damos las gracias por llenar nuestras vidas con tu existencia y te llevaremos siempre con nosotros.

Gracias por vivir...

¿Que quieres buscar?

Cargando...